Querido amor del futuro,

1

Querido quien vayas a ser,

no sé exactamente cómo serás. Ni cómo te voy a conocer, ni tampoco si ya te conozco, aunque hable o no contigo. No sé si nos irá bien, si me soportarás al mismo nivel que yo a ti, ni tampoco si eso de querernos va a ser para siempre.

Tampoco sé si tendrás el pelo castaño oscuro, o si serás rubio acorde con ojos marrones. Ni tampoco si te gustará el rock tanto como a mí, o preferirás leer los domingos.

No sé nada de ti y sin embargo te escribo.

Hace tiempo que me cansé de pasar las noches con un trozo de cama al aire, vacío y frío, como cuando quitas un libro de una estantería y los demás se vuelcan para un lado, pidiendo a gritos otro que les haga compañía.

Sí, todos dicen que soy joven y eso de encontrar a alguien a veces es secundario. Que tengo toda la vida por delante, que me centre en eso de hacerme feliz a mí misma, y que nadie me va a querer mejor que yo.

Sí, tal vez tengan razón y no tengo por qué estar escribiéndote. Pero sin embargo, quiero hacerlo.

Quiero que en el futuro, a pesar de que nos vendan el amor increíble, no lo seamos. Quiero que nos levantemos a las 8, 9 o 10 de la mañana, nos miremos desde la otra punta de la cama, y pensemos que afortunados somos por tener a alguien al otro lado, haciéndonos las noches más valientes.

Quiero que nos saquemos a bailar y nos pisemos torpemente los pies. Que nos miremos como otros no miran al mundo. Que joder, claro que es posible eso de mirar por el rabillo del ojo a otras personas, pero pensemos que, como a quien tenemos al lado, ninguno/a.

Que me acaricies el pelo mientras vemos una película. Que te acaricie la espalda y te regañe por estar a todas horas pidiéndomelo. Que salgamos con nuestros amigos/as y al llegar y encontrarnos, hagamos el amor en la esquina de la cama.

Que me cuentes historias, que te cuente las mías y nos apoyemos en los momentos más duros. Que discutamos de vez en cuando, con el respeto delante y diciéndole a los demás que eso de discutir a veces no está tan mal.

Que tú seas tan tuyo y yo tan mía que nos queramos. Que seamos libres y a la vez estemos juntos. Que haya algo que nos una. A eso me refiero.

Olvidemos ahora el cliché de pareja perfecta. Los mensajes típicos, los regalos o todo lo demás. Yo estoy hablando a otro nivel.

Hablo de que ojalá y nos queramos tanto, que cuando yo lea algo tal vez me recuerde a ti, y viceversa, depende de lo que te guste. Que no hayan despedidas. De que no tengamos fecha ni tampoco canción de pareja, simplemente que cojamos una lista y sepamos al final cuales son las canciones que al otro le gustan. Que tengas el poder de marcar tanto que te recuerde siempre. Que paseemos al lado, el uno del otro, y que sin cogernos la mano ya nos sentamos unidos. Que hayan abrazos que nos sanen, que cojamos a veces nuestras heridas, las hablemos en el sofá arropadas en la manta y nos demos consejos. Que en las charlas con viejos amigos, digamos ”sí, es ella/él”.

No sé, tal vez pido mucho o es que eso del amor pantalla no me va. He visto amores caída que han raspado más que cualquier factor tóxico. Gente que ha dejado pasar oportunidades por el miedo al qué, al cómo y al futuro. Gente que no se esfuerza, lo deja de lado y cuando lo pierde, se acuerda.

Así que por eso, quien vayas a ser,

prometo ser tan libre como tú y quererte el mayor tiempo posible, sin para siempres y sin nada que nos condicione. Y espero que tú, con el color de pelo que tengas, sonrías y estés aquí, conmigo y dónde quieras.

Un cordial saludo,

tu escritora.

Anuncios

2 comentarios sobre “Querido amor del futuro,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s