Mira que te lo advertí.

large (2)He llegado a ver explotar más bombas en corazones que en la propia frontera.

Claro que eso de ganar una guerra no es tan fácil si no hay una sábana de por medio y mucho menos sin tu risa. Pero joder, mira que te lo advertí.

Soy corazón coraza, hielo en vaso y grito de guerra. Soy todo aquello que dije que era y que contigo ha cambiado. Ahora susurro el jodido himno de paz con la esperanza de que vuelvas al terreno seguro, de que te quedes y sepas decirme que cualquier guerra es más tranquila a través de mis ojos.

Tal vez tienen razón y sí que es verdad que sé enamorarme. Y mira que te lo advertí.

Tengo siete meses de herida permanente. Cura sin echar y sonrisa ficticia. Soy todo el teatro que todos ven pero que nadie sabe entender. La esperanza en medio de la misera, el juego que nunca llega.

Tengo siete meses de sueño y ninguno cumplido.

Yo solamente quiero que me quieran sin prisas, porque eso de correr a día de hoy siempre sale rana. Que se atrevan a todo y nunca saquen la carta blanca a modo de derrota. Que me cosan las alas para volverlas a sacar y hacerme más fuerte.

Y te advierto.

Estoy más perdida que nunca.

A día de hoy leo la jodida conversación como si fuera la última carta de un soldado a su amada. Como si la esperanza que tengo a modo de orgullo sólo apareciera cuando el ojalá y la incertidumbre se abrazaran en un vals de los 50.

El problema es que a día de hoy mis pasos de baile suenan peor que los engranajes oxidados de un reloj. Tengo el motor estropeado y eso de querer querer a alguien sólo me sale contigo. Y tenemos un problema.

Estoy a un silencio tuyo de dejar de ser nieve. De coger la llamada de emergencia y decirte que yo también quiero ver la vida contigo, aunque ya lo sabes. De que deje de molestarme la soledad y me proponga recalcular la ruta.

Y si nieva, no te asustes.

Y te advierto, por última vez. De manera directa y con indirectas a la vida.

Quiero todo contigo. Sonrisa candente e incertidumbre fúnebre. Quiero prólogo en mano y heridas al descubierto. Quiero que llegues y me cuentes lo más absurdo mientras yo te molesto con el último disparo. Quiero que me quieras tanto que me lo digas. Que dejemos de lado el tiempo y que le jodan al mundo.

A modo de advertencia y último aviso:

Siempre vuelves,

y te quiero,

aunque no puedo quererte.

 

 

Un comentario sobre “Mira que te lo advertí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s