Misión olvido: No sé olvidarte.

large (2)Al final entendí que a veces no todo es como uno quiere. Que a veces estás en proa y te mareas, al igual que puedes estar en un asiento de primera clase y tener el mejor viaje de tu vida, con un vaso de amor al lado de dos dedos de altura y el billete de ida sin vuelta alguna.

Yo ya estoy cansada de caminos y que ninguno lleve hasta tu boca.

No soy de creer en horóscopos, milagros ni pronósticos varios. Tampoco soy de creer en los deseos si no pasas a un plan de acción instante. Que siempre he sido partidaria de los resultados en donde hay dos manos unidas, y que eso de escuchar canciones se entienden mejor cuando hay un alivio detrás.

Que como todo el mundo dice, a gustos, pueden haber distintos colores. El problema está cuando la jodida franja de tonos lleva un único nombre.

Hace tiempo que escribo todo aquello que me callo por miedo a sentir. Por miedo a decir la única verdad que da título a la mayor parte de textos que se leen de mis manos, y que a veces por tonta y testaruda no he sabido decir.

Llega Diciembre y con ello, todo el frío que conlleva. He prometido hacer miles de cosas antes de que acabe el año al igual que siempre me he prometido otras tantas en año nuevo.

Por eso el pronóstico de caída está bajando porque ya me estoy acostumbrado a esto de tu montaña rusa. Por eso una noche más te escribo, como quien intenta iluminar una ciudad entera cuando tú solamente tenías que abrir los ojos.

Prometo no olvidarte. Tampoco te preocupes porque no sé hacerlo, y aunque a veces lo intente es como jugar a un juego sin ficha de partida, y luego perder sin haber empezado a jugar. Prometo no eliminar todas aquellas canciones que hablaban de ti, y mucho menos olvidar aquella letra que me aprendí solo para entendernos. Prometo seguir aquí, tiempo a tiempo y llegue quien pise, y da igual el tiempo que pase. Prometo ir a París y acordarme de ti, porque al igual que ella, eres el sueño que nunca alcanzo y que a pesar de que no salgas mientras duermo, eres el recuerdo vivo constante. Prometo escribirte en los agradecimientos de aquel libro que tanto te dediqué y que no voy a publicar.  Prometo no imaginarme momentos que me gustarían vivir y luego decirle a alguien que quiero ir simplemente porque la ciudad me parece bonita. Prometo diseñar miles de planes de acción y tener esperanza de tu respuesta cuando en ningún momento voy a enviar la carta.

Prometo ser igual de cursi y luego quejarme. Porque al fin y al cabo, todo lo que hable de ti es la lucha eterna entre el disparo y la sonrisa. El escudo y la bala. La venda y la herida. Y solo hay un punto por el que ahora escribo.

Querida bala,

prometo ser como he sido y quererte como eres

tiempo al tiempo

y da igual quien pise cuando pase.

Diciembre llega, y con su frío lleva tu nombre

y no estás,

y me dueles.

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “Misión olvido: No sé olvidarte.

  1. Es precioso, ”El problema está cuando la jodida franja de tonos lleva un único nombre…. Prometo no olvidarte. Tampoco te preocupes porque no sé hacerlo …”
    Hay tantas frases con las que me siento identificada, supongo que en el fondo todos tenemos un amor que no nos atrevemos a confesar…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s