A veces es mejor mirar desde abajo

large (1)

Todos tenemos acantilados en los ojos.

El problema está en no saber precipitarse de vez en cuando al mirar a una persona, pero así somos. Tenemos la costumbre de dejar que la caída siempre nos de en la boca, como si fuera un beso y en realidad solo nos está dando fuerte en los ”morros”.

No nos engañemos, ahora parece que está de moda eso de preferir la caída antes que la ida, y claro, luego estamos llenos de cicatrices y con el corazón al descubierto.

Tendemos a rasgar los recuerdos con aquella canción de Zahara, y solemos mirar al pasado con nostalgia como si nos fuera a regalar algo para mejorar el futuro.

Las cosas son así, y no hay más vueltas.

Ojalá me equivoque y todo sea un triste cuento que tiene a la comedia en forma de página. Que todo esté lleno de libros desgastados y que nosotros lo estemos aun más pero siempre con una sonrisa.

Ojalá también me equivoque y todo el frío que a veces llevamos dentro en pleno verano sea de lo que hablar en primavera, como si fuera un capítulo pasado. Que los errores se cuenten con los dedos de las manos y que nos falten por añadir, es la mejor caída que alguien puede aprender y a la que puede asistir.

Ojalá y las cervezas solo sepan a risa. Que los ‘te quiero’ se digan de verdad y que las pestañas solo vean la cruda realidad y aún así luchemos por salir adelante.

Ojalá mil cosas y pocas a día de hoy se cumplen.

Aún sigo dando vueltas a toda la ira que alguna gente tiene en la costura del pantalón, y que caminan como si el mundo estuviera a sus anchas y la palabra sea la única arma que tienen por estilo. Aún sigo pensando en toda la crítica que puede caber en un mismo espacio, la tendencia a seguir la pereza en un escenario y a quejarnos por excelencia. Aún sigo viendo fantasmas en el corazón y una oscuridad en algunos ojos que intentan ver aún con niebla. Aún pienso en los valientes. En las guerreras y en todos aquellos personajes que consiguen que sonriamos cada día.

Nos equivocamos en muchas cosas,

pero en realidad no nos damos cuenta que esa es la ley de nuestra vida.

Lo que realmente no sabemos,

es que ahí, en la caída,

es cuando mejor tomamos impulso para levantarnos.

 

2 comentarios sobre “A veces es mejor mirar desde abajo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s