La osadía del antiguo miedo

4957cb79-dbcf-43b7-8d6e-c2ffc62428c8

”Indicando mi propia y puta revolución,

amo tus entrañas

como única forma de morderlas

y alejar a los monstruos.”

He sentido el infierno en mis manos

y la gloria

en unos labios ajenos a los míos.

Antes me echaba sal en las heridas

y ahora propago la cura

para seguir queriéndote

sin necesidad de socorrerme al peligro.

Supongo que las cosas han cambiado.

 

Indicando mi propia y puta revolución,

amo tus entrañas

como única forma de morderlas

y alejar a los monstruos.

Siempre he sido de matar mariposas

y no dejar que revoloteen en mi estómago

creando su propia fauna e ilusión irreal.

Supongo que me has cambiado.

 

 

Aún con la conciencia tranquila ahora inclino el pie

a una meta distinta.

 

Llena de escalofríos y heridas no palpables

he amado tu guerra

para declararle la amnistía

a tu único ejército. El corazón.

Y yo qué le voy a hacer,

si has declarado la revolución

a mi único problema:

 

De tanto amar,

me has hecho escribir. 

 

 

 

 

 

Anuncios

2 comentarios sobre “La osadía del antiguo miedo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s